Nuevos Artistas

Diego Ferrani, puro talento y energía desbordante

Diego FerraniLa nueva estrella musical Diego Ferrani ha emprendido un fascinante viaje al éxito en una industria discográfica que le ha recibido con los brazos abiertos por su gran talento y energía desbordante.

Con pasos firmes, este cantautor dominicano ya cuenta con su primer sencillo compuesto y producido por Guianko Gómez, (“Soy el Mismo”, Prince Royce; “Ciclos”, Luis Enrique; “Me llamaré tuyo”, Víctor Manuelle), Efraín Dávila (“Háblame Siempre, Thalía; “Viaje”, Ricardo Arjona; “De vuelta a tu corazón”, Guaco) y el mismo Diego, titulado “El Amor no se Equivoca”, que se estrenará próximamente en la radio de República Dominicana y Estados Unidos.

La canción se desprende de su álbum de debut producido por Pachy Carrasco y que estará compuesto por 12 sencillos, entre ellos, “Obra de Arte”, “Sálvame” y “Yo te Esperaré”, mezclados con balada, flamenco y fusiones de reggae, pero teniendo como base la bachata.

“Todavía no tenemos fecha de lanzamiento del álbum porque trabajaremos los primeros sencillos. Primero vamos a entregar varios cortes para dar a conocer el producto”, reveló el artista que anteriormente incursionó en el béisbol, como tantos dominicanos, y está al concluir sus estudios en Administrador de Empresas.

A diferencia de muchos nuevos talentos, Diego se ha sumergido en los estudios musicales profesionales y ha alcanzado un nivel que le permite componer tanto en el piano como en la guitarra. Estudia actuación y está listo para su debut internacional.

Ferrani posee un estilo musical envolvente, que le permite escribir y cantar en otros géneros como merengue, baladas y urbano, entre otros. “Espero ofrecer al público un producto que, aunque sea bachata, es una bachata muy diferente a lo que está acostumbrado a escuchar el público, es algo único. Aparte de las fusiones que tenemos, los colores son totalmente distintos sin perder su esencia bailable”, dijo.

Este formidable artista comenzó a mezclarse con más decisión en el ambiente artístico a los 19 años, interactuando con amigos que también hacían música en estudios de grabaciones informales, pero luego de dos años empezó a trabajar con el maestro dominicano Pachy Carrasco, para emprender una carrera decidida en la industria.

Comentar