Música

Humano en Tránsito, la nueva promesa de la música alternativa colombiana

Humano en Tránsito es el colectivo musical liderado por el productor colombiano Santiago Mejía. Este proyecto nace en Boston, Massachussets en el año 2017 donde Santiago se encontraba estudiando becado en Berklee College of Music. Estando allí, enfrentándose al invierno, a una cultura extranjera y al más alto nivel musical da nombre a una búsqueda musical y artística que comenzó desde niño.

El proyecto desde entonces ha ido tomando forma a través de diversas colaboraciones con músicos que hacen parte de este Colectivo. Con la dirección de Santiago, el proyecto ha tenido a más de 20 colaboradores colombianos y extranjeros que nutren las canciones de ideas y sonidos desde una identidad globalizada.

«El nombre Humano En Tránsito viene de querer crear un concepto que comprendiera el cambio y que fuera resistente al tiempo. Viene de un periodo como de 6 meses en el que estaba buscando descubrir una idea que representara no solo un estado interno que me identificara sino también el mundo alrededor», comenta Santiago Mejía.

Humano En Tránsito cuenta con un EP titulado ‘La caja de Luz’, adicionalmente 3 sencillos y se prepara para lanzar este año su primer álbum ‘Santuario Miscelánea’, un disco en el que se espera empezar a perfilar lo que será el futuro de este proyecto en esta nueva década.

«Las canciones que escribo, especialmente en el disco ‘Santuario Miscelánea’, se dividen en dos temáticas. La primera: canciones de una naturaleza estética que busca abrazar la fragilidad, lo sutil, etéreo y/o precioso de nuestra experiencia humana. En este grupo de canciones hablo por ejemplo de la experiencia de la muerte de un ser querido desde la perspectiva del soltar y el agradecimiento. Otra busca querer entregarle a quien escuche un momento donde todo esté bien. Impulsando complicidad y calma, como en una casa un tanto surreal donde todos cabemos. Por el otro lado, hay canciones que hablan del lado más crudo de la vida. De las cosas que suceden en la calle y son del día a día. Un ejemplo de esto es la canción ‘No me roban la fe’ en la que hablo de una semana en la que me robaron dos veces y que, además de todo, se llevaron una parte importante de mis instrumentos, entre ellos, una guitarra prestada por mi tío Herico Campos Cervera, músico paraguayo que terminó tocando en el tema para aumentar la ironía de nuestra realidad», enfatiza Mejía.

Las canciones de Humano en Tránsito son una invitación a apreciar lo sutil, frágil y absurdo de la realidad en la que se vive hoy en el siglo XXI.

Comentar