Televisión

Kimberly Reyes, tras los pasos de la musa del Cacique

Kimberly Reyes ActrizEn ‘Diomedes, el cacique de La Junta’, la actriz barranquillera Kimberly Reyes, le da vida a la mujer que inspiró a Diomedes Díaz para componer varios de sus más recordados temas musicales como ‘Bonita’, ‘Tres canciones’, ‘Sin ti’, ‘El cóndor herido’, entre otras.

Cuando a Kimberly Reyes le confirmaron que podría realizar el casting para interpretar a Lucía Arjona, el gran amor del protagonista en ‘Diomedes, el cacique de La Junta’, la actriz barranquillera de inmediato movió sus contactos para poder conocer a Patricia Acosta, la mujer verdadera en el que está basado este personaje, quien fue el primer gran amor y musa de Diomedes Díaz, aquella a la que el cantante iba a darle serenaras a la ventana marroncita.

Kimberly conocía a Rafael Santos y a Martín Elías, dos de los hijos de Patricia, y gracias a eso logró más fácilmente que la mujer que aspiraba a representar, le abriera las puertas de su casa y de su vida. Durante varios días, estas dos mujeres recorrieron Valledupar, La Junta, San Juan, y otros pueblos que devolvieron en el tiempo a la que fue la primera esposa del cacique, algo que a su vez le ayudó a la actriz a introducirse mejor en este universo, que de todas formas no le era extraño.

“Estuvo muy abierta a colaborarme. Es una persona muy amplia, amable, querida. Me atendió a mí y a mi familia. Hubo empatía. Me contó cosas que enriquecieron lo que yo más o menos tenía del personaje. Fue un aporte fundamental”, asegura Kimberly sobre esta relación que a larga se convirtió en una gran ventaja frente a las otras actrices que también audicionaron por el personaje.

El director Herney Luna no dudó en elegirla y confirmarle que ella sería Lucía Arjona. Casualmente Luna fue el mismo que le dio la primera oportunidad a esta barranquillera en la actuación, cuando la escogió para que le diera vida a Luz Mary, otra pareja de una grande de la música, el Joe Arroyo. De esa época, Kimberly recuerda mucho que tenía miedo de dedicarse a la actuación por completo y que pensaba en quedarse como presentadora, pero unas palabras de este director marcaron su camino. “Él me dijo: ‘tú quieres ser actriz o quieres ser presentadora de chismes, porque yo vi una actriz en el set, no la presentadora’. A mí eso no se me olvidará jamás porque a partir de ese momento mi vida cambió y me enamoré de esta profesión”.

De ese momento a la actualidad ya pasaron casi cinco años, tiempo en el que Kimberly se ha preparado y ha trabajado con disciplina para que sus personajes sean creíbles y que el público se sienta identificado con ellos. Ahora como Lucía Arjona en su etapa joven y adulta, le da fuerza a este personaje, tal como quería Patricia Acosta, que se mostrara una mujer muy enamorada de Diomedes, pero también con carácter, independiente e incluso por momentos, rebelde.

Comentar